arrow_back Veterinarios 3.0: La nueva generacion del relevo veterinario

Los veterinarios 3.0: La nueva generación de relevo

Las nuevas tecnologías y nuevas generaciones hacen nombrar a los nuevos profesionales como veterinarios 3.0

La precariedad del trabajo veterinario, especialmente en lo que al ámbito clínico se refiere, es una cara de la veterinaria muy conocida dentro del sector, pero que no parece calar del todo en la conciencia del resto de la sociedad. A pesar de encontrarnos entre los licenciados peor pagados del país, la vocación, o quizás la tozudez, o ambas, hacen que cada año una nueva oleada de veterinarios recién graduados salgan al mundo laboral. En España, son 13 las universidades que ofertan el grado en veterinaria. Y a pesar de que en los últimos años, uno de los dedos acusadores siempre ha señalado al exceso de veterinarios como principal problema de la precarización del empleo, esto no ha evitado que se esté planteando la apertura de una nueva facultad de veterinaria en Cantabria.

Obviamente, este no es el único problema. Y a ello se suman la inexistencia de un convenio propio y el IVA de los productos y servicios veterinarios, entre otros.

Ante un paisaje tan desolador, no es raro que las nuevas generaciones de veterinarios se vean obligadas a buscarse las mañas para hacerse ver y encontrar su hueco en este mundo, a veces, tan elitista.

veterinarios 3.0


Prácticas no remuneradas

Uno de los principales problemas de los veterinarios 3.0. Más allá de las prácticas obligatorias incluidas dentro del programa de asignaturas de cada universidad, muchos alumnos optan por buscar centros donde, convenio en mano, puedan iniciarse en algún ámbito del sector. La mayoría de ellas no aportan beneficio económico alguno y restan más tiempo libre aún si cabe. Pero no dejan de ser una inversión de futuro donde ir cogiendo tablas y poner en práctica la teoría impartida en las aulas.

Tampoco las prácticas terminan con la obtención del título. Es frecuente que una vez licenciados, muchos veterinarios opten por “internados en clínicas u hospitales” o por contratos de “veterinario junior”, con los que las empresas tratan de justificar los horarios intempestivos a salarios irrisorios.

Especialización

Si quieres destacar como veterinario 3.0, debes ofrecer algo diferente. Como ocurre en medicina humana, cada vez encontramos un mayor abanico de especialidades en las clínicas veterinarias. Incluso centros dedicados exclusivamente a un ámbito concreto de la medicina animal.

Con ello, los profesionales tratan de marcar la diferencia y ofrecer a clientes, pacientes y contratantes, un buen motivo para elegirles.

En este punto, cabe destacar la importancia de disponer de un buen software veterinario. Aquellos que permiten una sencilla gestión de los historiales y un almacenaje ordenado de las distintas pruebas clínicas de los pacientes, como es el caso de Winvet, facilita a los veterinarios la remisión de casos clínicos con mínima pérdida de información en el transcurso. Traduciéndose entonces, en un cliente satisfecho.

Intrusismo laboral

Por si ya no nos pusiésemos las cosas lo suficientemente difíciles entre colegas, nuestro sector también está sufriendo la plaga del intrusismo laboral. Las medicinas alternativas y otras terapias como la rehabilitación se han visto invadidas por personas que, si bien no vamos a poner en duda sus conocimientos en la materia en cuestión, desde luego no son veterinarios. Y por tanto no están capacitadas para poner en práctica dichos conocimientos para el tratamiento de los animales. Afortunadamente, ya se están tomando medidas al respecto, y es posible encontrar formación en estas disciplinas destinada, únicamente, a veterinarios.

Veterinarios 3.0: Más allá de la propia labor veterinaria

Pocos programas universitarios incluyen formación y preparación psicológica para los nuevos veterinarios de cara a saber enfrentarse al mundo laboral al que se incorporan. Adquirir habilidades para la gestión de un negocio y de sus clientes, son puntos que hoy día no deberían pasarse por alto. Por ello, es creciente la importancia que adquiere la formación en psicología, además de en marketing y gestión, entre otros.

Para este último punto, cada vez es mayor la oferta disponible de software veterinarios que buscan facilitar, ya no solo el trabajo y la gestión del ámbito clínico, sino además la fidelización del cliente. Una de las últimas novedades es el canal VETTV ofertado por Winvet, que busca atribuir un valor añadido a la clínica y mejorar la experiencia de los propietarios.

Las nuevas generaciones o veterinarios 3.0 están cada vez más familiarizadas con las herramientas ofimáticas, y esto se traduce en una mayor exigencia para los desarrolladores de dichos software veterinarios, que a diario se reinventan para ofrecer el mayor número de servicios y aplicaciones.

MÁS POST

ATENCIÓN AL CLIENTE: ¿QUÉ NO SE HACE BIEN?

LEER MÁS

GESTIÓN DE LA SALA DE ESPERA DE TU CLÍNICA VETERINARIA

LEER MÁS

CLAVES PARA UNA CORRECTA GESTION DE HOSPITALES VETERINARIOS

LEER MÁS

EQUIPO VETERINARIO MULTIDISCIPLINAR EN TU CLÍNICA VETERINARIA

LEER MÁS

MEJORAR LA FACTURACIÓN VETERINARIA EN EL VERANO ES POSIBLE CON WINVET

LEER MÁS